RECORTES DE PRENSA SOBRE LOS CONCIERTOS

Panotxa, cantante de MAXA, grupo de Martorell, también en la cuenca industrial del Llobregat, me dice que esto del punk es igual. Que no hace falta clasificar. -"Nosotros tocamos rock marchoso y se acabó ".

Pau Malvido, Diciembre 1978

DISCO EXPRES

Miki Espuma, que salió al escenario acompañado de buenos músicos (MARXA), se benefició de la participación de un Ocaña con peineta y traje de luto, más pintado que nunca y acompañado de una corte de ejemplares raros, algunos averiados y sin posible devolución, después actuaron Marina Rosell, Gualberto, Sisa y Pau Riba.

Black Brando, 5 d'Agost de 1977

Marxa pal cuerpo, hablé con Panotxa, el payaso danzarín del grupo..............................Marxa tenían mucha y nos recitaron algún que otro rock entre historias propias que iban de temas tan dispares como el lesbianismo "No seas lesbiana mi amor" hasta canciones de amores y amoríos donde la intención era el lado opuesto a las melodías. El bajista, Alex tomó la voz cantante en el tema "toma la píldora", demostrando que el tío sabía cantar dentro del berreo bien logrado

Bertha, Gener 1988

DISCO EXPRES

MARXA respondieron plenamente a su nombre. Su cantante protagonizó los mejores momentos y sus acompañantes le secundaron bien en cada momento, dejándole hacer siempre que este lo requería.

Jordi Tardá, 16 de Desembre 1977

Quim, guitarrista de MARXA, con la imagen y el sonido de Jimi Hendrix.

16 de Desembre de 1977.

Desde las siete de la tarde de ayer, el rock punk cobró carta de naturaeza en Barcelona. Acababa de comenzar el festival Punk en el teatro del Casino L'Aliança de Poble Nou. Con cuatro grupos y una película. Tres grupos catalanes, Marxa, Peligro, y Mortimer y un grupo madrileño, Ramoncín y sus W.C. La mayoría menores de diceiocho años y con una marcha imparable.

Durante uno de los itermedios, se reunieron con los medios informativos en una rueda de prensa alucinante. Ramoncín en plan vedette, en funciones de superstar y Marxa con ganas de denunciar su situación de marginados

En muchos momentos no se podía asegurar que la bronca no iba en serio.Los empleados del Casino estaban desorientados, no entendian nada. Es difícil de entender que la crisis de la civilización ha entrado en su recta final. Que ninguna escala de valores establecida por la sociedad adulta es válida para absorber y domesticar a los punk o como se quieran dar a conocer.

Carlos Carrero, Tele/eXpres 5de Desembre de 1977

página inicio

página inicio
página incio